Pergamino maldito
Orden: roba una carta de tu elección, después pon una carta de tu mano en la parte inferior del mazo.
El sello lo dice claro: no abrir. Pero claro... la curiosidad prevalecerá.
Ilustración de: Karol Bem
Premium