Dagon: Prometido
Relicto
Condenada.
Despliegue: imbuye 5 unidades de tu mazo con «Agonía: otorga 2 de potencia a la unidad aliada de menor poder y venera a Dagon» y genera Llamada de las profundidades en tu cementerio.
Orden: consume una unidad aliada.
Cada vez que juegas una unidad con Agonía, le otorga 1 de potencia.
Si está en tu mano o tu mazo, evoluciona cuando ganas una ronda.
Condenada.
Al final del turno, aumenta el contador en 1.
Agonía: activa tantas habilidades como muestre el valor del contador.
1 - invoca la unidad de bronce inferior con Agonía de tu cementerio a esta fila.
2 - otorga 1 de potencia a todas las unidades aliadas de esta fila.
3 - genera Tormenta durante 2 turnos en la fila opuesta.
4 - inflige 2 de daño a las 2 unidades enemigas de menor poder.
5 - genera una copia base de sí misma en tu mano.
Contador: 1.
Después de que Dagon haya sido venerado 4 veces, genera Dagn: Prometido en tu fila cuerpo a cuerpo y se destierra.
Condenado: estado que elimina la carta del juego después de abandonar el campo de batalla.
Despliegue: activa esta habilidad cuando se juega la carta.
Imbuida: estado que agrega efectos o categorías a una carta. Al eliminar el estado, también se eliminan todos los efectos y categorías agregados. El bloqueo desactiva las habilidades imbuidas.
Agonía: activa esta habilidad al destruirse y pasar del campo de batalla al cementerio. Nota: las unidades desterradas no van al cementerio.
Genera: agrega una carta a la partida.
Orden: una habilidad que el jugador activa manualmente. Las cartas con Orden no pueden usarse durante 1 turno después de colocarlas en el campo de batalla.
Consumir: Destruye a una unidad y potencia a esta unidad según su poder. Si el objetivo está en el cementerio, la destierra en lugar de destruirla.
Lo que no está muerto puede reposar eternamente y, con los extraños eones, hasta la muerte puede morir.
Ilustración de: Alejandro Mirabal